Las manías de los famosos de postín

Miércoles, abril 8, 2015 2 0

Mientras la mayoría de los ciudadanos de a pie tenemos sólo podemos permitirnos la manía de alimentarnos, los famosos, esos seres sobrehumanos, hacen lo que les place. Es el caso de Mariah Carey,  asidua en este blog, quien, no contenta con tener en sus domicilios un armario con espacio para toda la población de Zamora y Segovia, tiene contratada a una persona para que le lleve los vasos de agua.
No es la única petarda internacional que hace lo que le viene en gana. Madonna, sin ser accionista de porcelanosa, hace cambiar el wáter del hotel antes de usarlo por primera vez.

Brad Pitt confiesa no tener manías, pero sufre ataques de prodigalidad repentinos que hacen las delicias de los comerciantes de Los Angeles.  En una ocasión se gastó 20.00 euros en un vivero y ni siquiera se molestó en ir a recoger las plantas.
Y de USA a Sidney, donde vive Mel Gibson. El director de Apocalipto y la Pasión de Cristo no come pechuga  de pollo y no por miedo a la gripe aviar. Piensa que de lo que se come se cria. Y tiene miedo a que le crezcan unos pechos de Ylenia GHVIP .
No es el único rarito, Woody Allen, el as de las obsesiones, hipocondriaco y maniático compulsivo, duerme con los zapatos puestos y utiliza el termómetro cada dos horas.
Más sofisticadas son las manías de David Beckham, el marido de Mary Vicky. Tiene que comprarse 30 pares de calzoncillos cada quince días para poder llegar a fin de mes satisfecho y seguro de si mismo . Su pánico a los frenazos en los gayumbos de diseño es similar a la fobia de Nicole Kidman a las mariposas. La etérea actriz australiana, espíritu de la golosina, debe temer que una de ellas se la lleve volando el día menos pensado.
Puff Daddy el rapero duro y recio no tiene miedo a los insectos, pero si se le cruza un payaso en su camino, el ex de Jennifer López es capaz de es de sufrir un infarto.

¿Cuáles son vuestras manías?

2 Commentarios
  • l.s.
    abril 8, 2015

    Mi fobia son las cucas, sobre todo si son volonas como decimos en Canarias.
    Te cuento una anécdota que tiene que ver con las manías, cuando López Portillo era presidente de México visitó Las Palmas de G.C. junto a su esposa, a ella le gustaba tocar el piano y mandó a que le pusieran un piano de cola en las habitaciones, cosa que por supuesto se hizo, el caso es que creo que el piano, al menos hasta hace unos años aún andaba dando vueltas por el hotel porque después que se marchó la pareja no supieron que hacer con él.
    Por lo que he leído de esta señora, se comportaba de manera poco acorde a su estatus.

  • teresa
    abril 8, 2015

    Mi fobia son las manos sucias , no me fio de coger nada que sea tocado de quien no conozco como persona pulcra , cuando saludo dando la mano voy lo mas rapido posible a lavarme las manos .
    Cuando veo que alguien se rasca y luego toca las cosas me muero de asco , tampoco las personas »toconas» y besuconas son agradables para mi gusto .

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *