Los 10 secretos, consejos y trucos para usar Tinder… Alicia en el país de los nuevos locos

Lunes, febrero 5, 2018 6 0
 Si estáis usando ya Tinder o pensáis echar mano de esta aplicación para ligar, este artículo puede ser vuestra biblia.Hoy tengo una invitada en el blog, se llama Dramawitch,  y está hoy aquí para  hablaros de los secretos y trucos para usar Tinder,  y aparte de tener un seudónimo muy bueno, tiene una inteligencia muy por encima de la media, con una capacidad de análisis que ronda lo sobrenatural.  No os perdáis sus consejos y trucos para usar Tinder
No existen las máscaras de pestañas, ni los pañuelos de papel para limpiarse los mocos. Se les conoce como Kleenex y Rimmel, al igual que Tinder se ha convertido en el sinónimo con supermayúsculas de la app para ligar. Tinder es también es la versión moderna del país de las maravillas: aquí todos estamos locos. Y estamos hablando muy en serio. Si le preguntas a cualquiera que haya usado Tinder , te dirá que está lleno de locos.  Y por eso, usándola me sentí como en mi casa.
Así fue. Pese a las historias que no llevan a ninguna parte, los tipos que te sacan más de veinte tacos que han pagado premium y se indignan si no les respondes, los que le dan al match para sacarte pegas, los que te dicen de quedar, pero se transforman en ninjas que sueltan una bomba de humo a pocos minutos del inicio de la cita,  o los este sí que sí, pero que resulta ser que no.

Tantas experiencias te hacen sentirte como Alicia en el País de las Maravillas, grande cuando tienes muchos match, pequeña cuando esos match no llevan a nada o siempre ves las mismas caras.

Tinder trucos para ligar y secretos

El nuevo país de las maravillas: Tinder

A estas alturas, es cuando apetece poner White rabbit de Jefferson Airplane versión Woodstock, que es de las pocas canciones que consiguen captar el estado mental adecuado.

Porque Tinder, como el país de las maravillas, tiene truco. No en vano, Lewis Carrol era matemático y Tinder es un juego de números. Así que apliquemos teoría de juegos.

1.-En Tinder estamos todos locos

Si estas en Tinder es porque quieres conocer a alguien y, si hay suerte, ligar. La buena noticia es que el resto de los que están en Tinder también.
Eso quiere decir que van a poner de su parte y que tienes más probabilidades de que sean receptivos que una persona aleatoria que te encuentres por la calle o en un bar. No sólo eso, el algoritmo sólo te enseña personas del sexo y orientación que hayas elegido.
Eso nos brinda la oportunidad de conocer mucha gente con la que potencialmente puedes conectar, pero eso tiene algunos inconvenientes

2.-Tiempo limitado: No pierdas el tiempoconejo-blanco-tinder

Aunque hay mucha gente que teóricamente es compatible, en la práctica hay mucha menos con la que realmente vayas a serlo. Y tu tiempo es limitado. Puedes tener veinte match, pero sólo tienes un fin de semana, así que salvo que vayas a hacer una cita con todos a la vez rollo reality show, mejor dejar que trabajen ellos un poco y que quienes te van a descartar lo hagan cuanto antes.
Empecemos por lo que salta a la vista. Igual que hay gente que no te parecerá atractiva o, incluso, que te produce esa reacción de “ni con un palo” para los más dramáticos, nosotros también podemos causar esa impresión. Hay gustos para todo.
.
Y aunque en el feliz mundo de internet podamos elegir nuestros avatares y en el de Tinder echar mano del Photoshop, los ángulos calculados y los filtros de fotos, en el mundo real no. Lo sé, apesta. Peor, pese a lo que nos intentan hacer creer todas las películas, series o incluso el porno, recién levantado no hay maquillaje, pelo perfecto o ropa para disimular que valga.
Dado que el objetivo de Tinder suele ser pillar o conocer una pareja, tarde o temprano va a verte sin todo eso.
Llegados a este punto, si alguien va a pasar de mi por no haber salido de la fábrica de Barbie (o de He-man) en el caso de los chicos, mejor que lo haga dándole a la izquierda que no sólo es mucho menos doloroso, también te ahorra mucho tiempo e ilusiones que se quedan en nada.

3.-Elegir la foto, no es tan complicado, sino quién te la hace

No nos engañemos, por genial que sea tu personalidad, si no le gustas a alguien físicamente, va a pasar de ti. Eso de que “una vez conozca tu verdadero yo cambiará de idea” es un mito. Por suerte, el que necesites ser Barbie o He-man para ligar también lo es, deja que quienes quieran un muñeco te descarten. ¿Cómo conseguirlo? Elige una foto reciente -los casos de regreso al futuro que en Tinder aparentan veinte años menos que en persona rara vez triunfan-. Es necesario que la foto te la haga un amigo, un amigo de verdad. Él sabrá ver lo mejor de ti.  Y de remate, si es posible que la foto te muestre haciendo algo que te guste o en un sitio por el que sienas apego.

4.-Deja claras algunas cosas de tu personalidad importantes desde el primer momento. No ocultes nada.

Has visto a alguien que te encanta y te pone a mil. También le pones, pero resulta que fumas y no soporta a los fumadores. O puede que seas ate@ y has dado con un creyente. O, incluso, eres de los que les gusta el cine de serie Z y la otra persona ha jurado quemar en la pira a cualquiera que sepa lo que es Sharknado.
Estoy de acuerdo, que nada de eso es un defecto, pero ya sabes que es algo que no le gusta a todo el mundo y te rechazan por eso con la suficiente frecuencia como para que te hayas dado cuenta de que para tus parejas potenciales es un inconveniente.
Si estás pensando en esconderlo para ver si al enterarse más tarde cambia sus ideas  y, de pronto, se apunta a esa maratón de sharknado o reniega de su religión o, al menos, no te intenta extorsionar para bautizarte, olvídalo. Solo estás retrasando el momento del rechazo.
No hay nada peor que estar tres años con alguien y descubrir que mientras que tú quieres familia numerosa, la otra persona se ha sometido a un método anticonceptivo permanente. O que, tras una cita prometedora, en lugar de terminar “on fire” terminas quemado, porque acabáis discutiendo.
Así que es mejor que ese tipo de cosas las saques antes de quedar en persona. Puede que sí es algo personal no quieras ponerlo en el perfil, pero háblalo por chat o por teléfono.

5.-Identifica las trampas 

Seguir algunos de los pasos anteriores puede parecer contra intuitivo, porque vas a tener muchos menos match. Lo bueno es que de los que tengas, habrá más probabilidad que se conviertan en citas  que funcionen. Ya te he hablado de los algoritmos matemáticos, esto es más sencillo, casi como una regla de tres.
De modo que aquí entra en juego nuestras intenciones y lo que queremos. Porque no todo va a ser recibir hostias y que la gente pase de ti. A veces va a tocar que pasemos de ellos.
El problema es que la mayoría han leído exactamente los mismos artículos de ligar que tú y hacen las mismas pequeñas trampas. De modo que, ¿cómo identificar a alguien que truca su foto o que miente en el perfil? Sobre este punto se podría escribir un artículo entero y seguro que mejor, pero daré dos pistas que descartan una gran cantidad.
 Mujer foto de cuando era joven tinder
Busca personas que pongan foto, en la que se les vea bien, con buena luz y que no tengan Photoshop. Y ya que estás, para prevenir a los viajeros del tiempo, usa el buscador de imágenes de Google con su foto. ¿por qué? Porque los que usan una foto de hace mil años, suelen subir la misma a todas partes. Ahí puedes ver las fechas en las que se subieron y si es de más de hace tres años, todo apunta a que mienten sobre su edad o conservación. Si pese a todo ello,   no quieres descartar a quien sea, pide fotos recientes. En el fondo os hacéis un favor, porque como te toque decirle a la cara que no te mola, lo pasaréis mal.

6.-Descubre las contradicciones, que no te den gato por liebre

Los perfiles tienen algo más de truco. Hay códigos más o menos universales como “lo que surja” que en realidad quiere decir “quiero sexo, pero ponerlo me parece demasiado directo” o bien “si no me gustas te diré que seamos amigos”, vas prevenid@. Pero otras cosas son mucho más ambiguas.
¿Cómo identificar contradicciones? Prestando atención a lo que hacen y no a lo que dicen.  Aquí Forrest Gump demuestra que es sabio: un tonto es el que hace tonterías. Así que, si quieres un católico, propón quedar el domingo, si te dice que sí, sabrás que en el mejor de los casos es no practicante, porque la respuesta normal sería “no puedo, tengo que ir a misa” o bien que te proponga quedar para ir a misa.

7.- Trucos y artimañas infalibles para encontrar el tipo de persona que buscas en Tinder

Si quieres un rollo de una noche, al revés, sube el tono de conversación, saldrán por patas o pondrán poco de su parte. Si quieres algo serio, fíjate en si te pregunta cosas, no en qué te cuenta de él, porque alguien que quiere algo serio, pone mucho más interés en saber cómo eres (para descartarte si no le gustas, no nos engañemos).
Y en relación con eso hay dos pruebas que recomendaría. La primera, descubierta por puro azar, es hacer esperar unas horas antes de responder al mensaje. ¿Por qué? Porque tienes vida más allá de Tinder, el móvil e internet (o deberías) y cualquier persona para la que estés disponible en cualquier momentoes como un jefe tirano. Si se mosquean por esperar un poco bloquéales.
A la inversa, si tardan más de dos días en responder, es que su interés es escaso y eres su plan B, C o incluso Z.

8.-Aprende a pasar página

Si dice que quiere quedar, pero es incapaz de quedar, es que en realidad no quiere. Pasa página. Los “si pero no” son una fuente de drama innecesario en tu vida, mucho peor que una cita que sale mal porque encima te dejan sin plan. A la segunda cita cancelada, pasa de ellos.
Y a la que estamos, evita también a la gente que no sabe aceptar un no por respuesta. Ya sea que te va mal el sitio propuesto o el día. Si no puedes (o no quieres) hacer algo, dices que no y la otra persona se pone plasta con que tiene que ser eso o nada, elije nada porque va a ser así para todo.

9.-Usar las palabras precisas

No puedo explicarme con más claridad Una foto y dos o tres frases no dan para mucho. Por eso hay que usarlas bien. Si solo puedes escribir tres líneas, que sea para decir lo que te gusta y qué buscas. Decir lo que no quieres es, no sólo menos efectivo. Por ejemplo: “no quiero sombrereros” es mucho menos efectivo que “me gustan los conejos blancos” porque con el primero se te podría colar la reina de corazones y cortarte la cabeza.

 

10.-Mantén la cabeza sobre los hombros

No me refiero a que no te la corten, simplemente que alimentes tu mente con las experiencias que vivas, aprende. Mantén la perspectiva, y no pierdas la cabeza. Sé racional aunque estés intentando enamorarte. Tinder nos da una visión distorsionada del mundo del ligue y a veces puede ser frustrante. Por eso es mejor no invertir demasiado tiempo en esta app. Hay vida más allá, si alguien desaparece o una cita sale mal, es importante tener otras cosas en tu vida para poder pasar del tema como corresponde. Unas risas con los amigos son la mejor receta y Tinder da para reírse mucho.
Con esto ya estás listo para adentrarte en el país de las maravillas que es Tinder. Y recuerda: “Estás loco, pero te diré un secreto, las mejores personas lo están”.

 

6 Commentarios
  • Dramawitch
    febrero 5, 2018

    Dedicado a mis amigas que son las que me acompañaron en esto del Tinder. También a los amigos que me dieron la visión desde el otro lado. Ellos saben quienes son. 😉

    • José
      febrero 6, 2018

      Tinder es como intentar darle a una piñata con los ojos vendados en la mitad de un pueblo. Mejor OkCupid.

      • Dramawitch
        febrero 6, 2018

        Realmente las diferencias en las apps y webs son mínimas. De hecho hay personas que están en varias o pasan de unas a otras según modas. Pero Tinder es el Kleenex de las apps y webs de ligue. La más popular y la que ha definido el sistema.
        El “sistema de juego” apenas varía en las distintas apps y webs. La gente que quiere rollos de una noche se limita a mirar fotos y no lee los perfiles. La que quiere algo más buscará toda la información que pueda e invertirá más recursos en forma de tiempo y dinero. Pero la esencia es que miras fotos de gente, lees unas líneas y eliges. Los otros hacen igual, te eligen o descartan en función de sus preferencias. Cuanto antes te quites a los que van a pasar de ti de todos modos, menos falsos positivos tendrás.
        Por seguir tu analogía de la piñata, el sistema de juego propuesto es como pararte a escuchar lo que te dicen los invitados cuando buscas la piñata, ignorar lo que te dice el “amigo cabrón” y hacer caso de lo que te dice el colega que sabes que quiere que rompas la piñata. Pues Tinder es parecido, las elecciones de los otros te dan información sobre cómo son. Tendrás los ojos cerrados, pero te quedan otros cuatro sentidos para orientarte 😉

  • Brioso Sextoy
    febrero 6, 2018

    No sólo bastante mejor, sino mucho menos invasiva en cuanto a privacidad, recopilación de datos personales, etc.

  • Paco
    febrero 6, 2018

    Yo usé Meeting y ahora estoy casado gracias a ella :)

    • Dramawitch
      febrero 6, 2018

      Me alegro mucho. ^_^
      A mi las apps al principio no me convencían. Pero para la gente que en su día a día tiene pocas opciones de conocer a alguien son una buena opción. A mi pareja también la conocí en una app. De no ser por eso, jamás nos habríamos cruzado. Luego que la cosa funcione no es tan distinto de quienes conoces en cualquier otra parte. Pero eso ya es otra historia.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *