Sobre Paloma Cela, la gente buena y auténtica, Afadema y una perra llamada puta

Sábado, septiembre 28, 2019 6 2
paloma cela hija trajes

La hija de Paloma Cela, Palomita, en la sede de Afadema

Hace una semana aproximadamente escribí en La Razón un artículo en el que informaba sobre una iniciativa de la hija de Paloma Cela y AFADEMA. Se ponían a la venta los trajes de fiesta , la colección de sombreros y otras prendas de la actriz para contribuir con fondos a la labor de esta asociación que ayuda a las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas, como   a sus familiares. Paloma mantenía en vida un contacto frecuente con la Asociación. Paloma Cela perdió la vida  como consecuencia de una enfermedad silenciosa que se lleva muchas vidas por delante, la diabetes.

La subasta fue todo un éxito, me cuentan los responsables de AFADEMA. Algunas de las prendas que se vendieron eran preciosas. Y tanto los organizadores como los asistentes quedaron muy satisfechos.

Paloma fue siempre una mujer muy elegante y vestía muy bien. Tenía porte. En sus mejores tiempos, cuando era maniquí, rondaba casi el metro ochenta de estatura. Era todo un cañón del colorado como recordaba Marisol Ayuso, y la solían contratar para hacer papeles de pibonazo .

paloma cela de joven modelo

Paloma cela en una película de joven

Aquí os dejó   algunas de las mejores fotos de Paloma Cela, con su familia, con su marido, un atractivo modelo llamado Horacio Rotondo que la dejó viuda a los dos años de matrimonio y cuando trabajaba como maniquí.

paloma cela cuando era modelo delgada

Las fotos me las ha mandado su hija, que echa mucho de menos a su madre.paloma cela con su marido horacio rotondo

Conocí a Paloma hace muchos años pero la traté poco, pero he conocido muchos detalles de ella a través de una amiga común, Matilde Monterreal, periodista y directora de Libros por encargo, que estuvo junto a ella en sus últimos días. Matilde es muy buena gente. Una de esas personas que siempre están dispuestas a escuchar y ayudar cuando las cosas se ponen feas. Tiene una sensibilidad exquisita y es una gran profesional.  Escribe libros para personas que quieren plasmar sus vivencias en palabras y lo hace muy bien, pero siempre tiene tiempo para los amigos. La conocí cuando ambas éramos muy jovencitas y de todas las personas del gremio que conozco es tal vez quien más ha crecido a nivel humano y profesional.

Ella fue quien me puso en contacto con su hija Palomita. Y ella me contó infinidad de anécdotas sobre los perros de su madre, una gran amante de los animales y una mujer muy familiar. Buena madre, buena abuela, y muy amiga de sus amigos. Paloma cela con su hiija y sus nietos

Una me la callé… pero he pensado compartirla con vosotros hoy. Igual es políticamente incorrecta, pero las casualidades han  sido muchas y yo creo que merece la pena narrarla. El titular no ha podido quedar más click bite o como se diga. Y lo bueno es que responde a la realidad. Alguien le dijo a Paloma un día que su perra tenía pinta de puta, y con “Puti” se quedó la mayoría de los días, aunque de vez en cuando salía la vocal abierta. Un día se le escapó y Paloma, con su voz de mujer fuerte, comenzó a gritar: “Putaaaaaaaaaaaaaaaaaaa”. No hace falta ser muy imaginativo para comprender la situación. Decenas de personas perplejas volvían la cabeza por la calle hacia Paloma, que seguramente no se puso colorada, sino que se partió de risa, como cuando lo contaba.

Yo también tengo una perra y lleva camino de quedarse con el mismo nombre.  Solo tiene 10 meses, la adopté con siete y ha pasado su primer celo ya pero el otro día, en un parque canino, un cachorro de seis, al que no le han bajado aún los testículos pero está muy espabilado, quiso hacer cositas con ella y Sia, mi perra ( se llama como la cantante) no le hacía ascos y se pupo, a mi entender, en posición o disposición.

Entré en pánico, como una histérica y le dije: “Sía, no seas puta“. Se lo conté a mi veterinario más tarde cuando fui a comprarle un collar antipulgas  y a que le dieran la pastilla de desparasitación.  Y tanta gracia le hizo la historia,  que con Puta se ha quedado mi perra, al menos en su consulta.

Le conté la historia de Paloma y me dijo que la conoció, que de joven estudiaba  en una casa cercana a la suya, por la zona de Diego de León.  La recuerda como una mujer  que se hacía notar por su fuerte personalidad y su gran amor por los perros. Me pareció curiosa la coincidencia, justo el día de la subasta.paloma cela blusa blanca

Matilde, mi amiga, dice que es una de las mejores personas con las que se ha cruzado en su vida. Un ser humano  que lo daba todo. Un ejemplo para los demás. No hace falta darlo todo, pero sí un poquito.  Y la mejor forma es colaborar con asociaciones como AFADEMA en la medida de vuestras posibilidades. Hay mucho por hacer. Desde dar a conocer su labor a través de las redes sociales hasta colaborar económicamente con una cuota fija que además desgrava. Desarrollan actividades de apoyo al paciente, desde:

y apoyan a las familias con:

Espero que os haya gustado el post. Perdonad si la opción de comentarios está cerrada para aprobación. Tengo que llamar a un experto para que me ayude. No sé cómo abrirla y liberalizarla. Se me estaba llenando todo de anuncios de Viagra, alargamientos de pene, y otras porquerías semejantes, y Askimet decidió por su cuenta y riesgo autocensurar el blog, como yo con la anécdota de la perra Puta. Un saludo.

6 Commentarios
  • Marcia Bell
    septiembre 28, 2019

    Me encantó este reportaje dedicado a mi amiga Paloma Cela una mujer qué cómo ser humano fue algo maravilloso una amiga increíble la cual siempre llevaré en mi corazón a ella le debo un gran favor que me hizo pero el resto de los días que se queda entre ella y yo por eso le estaré eternamente agradecida se merece este recordatorio y muchos más te quiero querida paloma hasta cuando me toque para ti querida amiga

    • martacibelina
      septiembre 28, 2019

      Gracias por recordarla, Marcia, un abrazo.

  • Paco
    septiembre 28, 2019

    Jajajaja, qué arte con el nombre de las perras 😂😂😂 no conocía AFADEMA, gracias por hablar de ella.

    • martacibelina
      septiembre 28, 2019

      Gracias a ti por leerme

  • Yolanda
    septiembre 28, 2019

    La conocí poco, pero fue suficiente para ver lo enérgica sobre todo lo auténtica que era. Mi perro la adoraba, a él también le bautizó, le llamaba General. Nunca la olvidaremos.

    Gracias Paloma por ti bondad con los animales.

    Tu vecina perruna.

    Te enviamos un millón de besos allá dónde estés.

    Yolanda García León

  • Sammy
    septiembre 28, 2019

    Marta! Muy bueno los reportajes acerca de la gran Paloma Cela. He tenido la fortuna de ser su amiga y compartir lo suficiente para conocerla y quererla siempre.Las palabras se quedan cortas para describir a esta extraordinaria mujer: divertida, fuerte, sensible,empatíca,Bondadosa,guapa,e infinitos calificativos positivos para esta hermosa alma.
    Y Sigue haciendo el bien desde otro plano.

Responder a Marcia Bell Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *