María Lapiedra, el Litri y Carolina Herrera

Este es un post sobre cuernos, toreros, diseñadoras y actrices porno

Confieso que he sentido un maligno regocijo cuando he leído el reportaje que publica esta revista sobre la supuesta infidelidad de Litri a su esposa, perpretada supuestamente con María Lapiedra. Semejantea mala leche es sólo comparable a la vertida por las amigas de Adriana Carolina Herrrera cuando le regalaban objetos de inspiración moruna para decorar su casa. Ha sido el notición del año. !Ironías del destino! En Madrid hay una calle llamada Cardenal Herrera Oria donde está la sede de QMD, y Litri es descendiente de un Cardenal tan importante como aquel, el beato Marcelo Spinola . Dios y el diablo existen. ¿O no me negaréis algunas que no sentíais cierta tirria hacia esta lánguida jovencita, hija de su prestigiosa mamá, que, como ella siempre parece como recién salida del congelador? Cuando está embarazada su barriguita parece un cojín postizo, los Christian Loboutin de 15 cms no le hacen callo, está forradísima y hasta sus pecas parecen pintadas a mano en su botticelliano rostro de princesa del guisante. Supongo que hasta sus pedetes huelen a Carolina Herrena.

Dijo Adriana Carolina el pasado viernes al ser preguntada por los rumores de infidelidad: “Si hay fotos, que salgan” Y la luz se hizo. La revista QMD ha publicado esas fotos y gracias a ellas hemos podido comprobar que Miguel Báez, tan guapo y tan inteligente para los negocios , no tiene demasiadas luces en su vida privada. Me viene a la memoria el caso opuesto de un importantísimo financiero que cuando quería echar una canita al aire se desengominaba, se dejaba luto en las uñas, dejaba de ducharse, vestía desgastadas chupas ‘plastiplas’ de macarra y visitaba las esquinas más siniestras de la calle Montera. ¿Qué buscaba? El anonimato total, la seguridad de que ninguna cómplice de sus desahogos pudiera contarlo en ningún sitio. Ni las más informadas le reconocerían nunca con semejantes pintas.

Lo de buscar a una amiguita famosa engorda el ego, pero tiene sus peligros, en este caso evidentes.

Si son ciertas las afirmaciones de María y, como afirma, tuvo sexo con el diestro en el hotel Colón y en un reservado alquilado del Restaurante Puerta Grande de Sevilla, es obvio que Miguel Báez Litri hizo muy bien al retirarse de los toros. Hacen falta más luces para no dejarse enganchar con tanta facilidad. La cornada que le ha dado la dicharachera catalana al matrimonio del torero ha sido monumental. Os cuelgo un vídeo de María, mi nueva ídola, una mujer con físico, virtudes y características muy opuestas a las de Adriana Carolina …No tiene desperdicio.

 

Todavía no hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *