El primer parrafo de un libro, dedicado a Manolo Tena

Lunes, abril 4, 2016 7 0

Manolo TenaMe ha dicho mi hija que escriba un libro, una colección de pensamientos o algo así. Y voy a hacerle caso. Y ya le he dicho que lo voy a hacer. Y he pensado que cuando lo escriba  se lo voy a dedicar a Manolo Tena, que pasó de puntillas por la vida de mucha gente, sin que apenas se enteraran, y de quien tanto se está escribiendo ahora. Se lo ha llevado un puto cáncer de hígado.Le conocí en los años ochenta, probablemente antes de que con muy mala baba Joaquín Sabina le dedicara la canción de los Conductores Suicidas. Cuentan que fue un posible ataque de cuernos de Sabina fue el motivo de semejante putada

Yo no sé si vendía chapas o las dejó de vender, solo que era la persona más interesante que pasaba por las fiestas de la jet set madrileña en los años posteriores a la movida, a finales de los ochenta y principios de los noventa.  Entonces los Reyes del mambo en esto de organizar saraos eran Jean Louis Mathieu y Julio Ayesa,grandese relaciones públicas. A sus fiestas y desfiles, la mayoría de ellas organizadas en Joy Eslava acudía personajes como Isabel Preysler, Cari Lapique, Ana Obregón, el hijo de los dueños de los Vips, Tizziana Ciarrapico, Marta Sánchez, la Mazagatos, Mar Flores etc, etc, etc… Entonces a los periodistas, especialmente si llevabas alcachofa de televisión no nos metían en un corralito como ahora. Había solo una o dos alcachofas porque había solo uno o dos programas de corazón y una o dos agencias. Y nos hacían la pelota mucho, mucho, mucho…Todo el mundo quería salir en Lo+Plus y en Corazon, Corazón.  Nunca le vi meterse droga a Manolo Tena, y sí a la  ex de un famoso aristócrata. Siempre me han puesto de los nervios los cocainómanos, no así los heroinómanos. Pero sí se metía o no por aquella época es lo de menos. Lo recuerdo como un hombre muy sencillo, con una voz muy tierna…Manolo era como una tierna amapola entre tanto cardo disfrazado de camelia o rosa del pitimini. Algún hijoputilla de entonces decía que iba a esas fiestas donde pegaba menos que un esquimal en Tanzania porque tenía que comer. Me niego a creer que ers solo un canapero de lujo o un invitado de relleno. Yo solo sé que eras un príncipe perdido,  la persona más cálida de todas las que conocí por aquel entonces, con excepción de Vicky Larraz que hacía dieta comiendo palomitas de maiz. Llevo todo el día pensando en Manolo Tena.  Hoy he conseguido el teléfono de Jean Louis para preguntarle por Manolo, y escribir un párrafo sobre él en el blog y  me lo ha negado varias veces, como a San Pedro. No le invitaba a sus fiestas, y sí iba sería de acompañante. Es más, no le pone ni cara. ¿Acaso lo soñé? Pues yo te seguiré recordando siempre en primera fila en todos los desfiles, con esa cara de despistado y esa voz de ángel perezoso, con ese poderoso imán que tenemos determinadas personas para la gente digamos “especial”. Tan dulce, tan tierno y tan tímido. ¿Te colabas? ¿Nunca estuviste? ¿Flipaba yo también? Para mí, estuvieras o no en la indigencia, siempre serás el tipo más elegante y con más clase de toda aquella fauna nos hemos ido cansando. Y espero que me des suerte estés donde estés. ¡Guapo!

 

7 Commentarios
  • Paco
    abril 5, 2016

    ¡Qué bonito Marta! cuando escribas el libro, me lo compro seguro. D.E.P. Manolo Tena.

  • bernardo paz
    abril 5, 2016

    Si estaba !! yo mil veces lo fotografié.

  • Jaime González
    abril 5, 2016

    Una de mis canciones favoritas de Manolo Tena es esta: “Las mentiras del viento” – que (bien subjetivamente) retrata el dolor y la soledad que sufrimos aquellos años, y me la ha recordado tu texto.
    “Siempre hay bailes de máscaras
    En los palacios de invierno
    Y locos y perdedores
    En un mundo perfecto
    Que sin fe llamarán a las puertas del cielo”.
    Esos bailes de máscaras que tanto has tenido que cubrir, que tan bien describes, donde también estaba Manolo Tena.
    La canción “Las mentiras del viento” puede escucharse en: https://youtu.be/oWYS13LBZqk

  • Marta Cibelina
    abril 6, 2016

    Muchas gracias Jaime, tienes toda la razón. Pero fueron también años muy buenos.

  • Marta Cibelina
    abril 6, 2016

    Gracias Bernardo…Y sí le hiciste tú fotos no me extraña que quisiera repetir en aquellos saraos, se colara o no, seguro que le hiciste sentir como una estrella.

  • l.s.
    abril 6, 2016

    Me alegra volver a leerte pero siento que haya tenido que ser por el fallecimuento de Manolo Tena. Me encantaban sus canciones y aunque no fuera una gran voz ponía mucho sentimiento en ellas.
    Saludos.

  • mariquita perez
    abril 29, 2016

    Conozco lo que es sufrir la envidia en las propias carnes , este hombre valia mas como persona que los que niegan haberle conocido , estamos en buena compania , tambien a Cristo lo negaron sus amigos y no lo defendieron en el momento del peligro . A veces me pregunto si ciertos personajes tienen conciencia .
    Deseo que repose en paz y que su familia se recupere pronto de este luto doloroso .

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *