Albert Rivera, convertido en Boyer II, no necesita tantos cuartos de baño como él; Malú ya nos enseñó a mear en el suelo

Jueves, febrero 21, 2019 1 0

malu y albert riveraPoquitas cosas puedo decir de Malú: que no me gusta como canta… que la veo un poco obscura, pretenciosa, que no me gustó que no fuera al cumpleaños de su padre, que creo que se va a cargar a Albert Rivera. No me ha gustado que su ex pareja, Beatriz Tajuelo, que le introdujo en el mundo del show business, se haya llevado semejante discurso. Aún la recuerdo en una fiesta de Vanity Fair, cuando la pillé por banda mientras su pareja charlaba con otra persona. Tenía ojos de mujer enamorada, hablaba de lo fácil que era convivir con él, de su lealtad, de su cariñosa forma de ser…. Y ahora Lydia Lozano cuenta que los pilló in faganti. En Informalia nos cuentan si puede o no afectar

Que el partido ya quedó muy tocado con la salida de tono monstruosa de Arcadi Espada en la que criticaba a los padres que no abortaban a sus hijos con Down y defendía que la sociedad no se ocupara de ellos si habían nacido. Que me gusta mucho más Inés Arrimadas, que mantiene una relación muy sana con su pareja.  indendentista, por cierto, alguien con algo más de sentido común y capacidad de compromiso que su jefe.  De otra opinión sobre si le afectará o no en su carrera politica son los expertos, como publica Informalia en un reportaje. Albert ha defraudado a mucha gente. No se puede ser el comodín de cualquier baraja, ni en lo personal ni en el ámbito público.

Si le importara tanto la política habría renunciado a la relación, y si es capaz de enamorarse de Malú no merece, en mi opinión, demasiada confianza. Aunque esto es muy subjetivo, no me gusta Malú, prefiero a Amaia Montero, quien supo ponerla en su sitio cuando sin venir a cuento Malú la llamó gorda.

Con toda la razón, las redes sociales se están desternillando de ellos a dos meses de las elecciones. Ya lo proponen para ganar GHDUO,

Por  compromiso, Albert Rivera no llegará a ser presidente de España, pero Inés Arrimadas sí tiene posibilidades. Y este paso en faso del líder de la formación naranja le abre el camino a convertirse en la primera mujer presidente de gobierno de España. Albert Rivera se queda en la cuneta cantando por Malú. Le va a pasar lo mismo que a Boyer. No necesita tantos cuartos de baño. Malú ya enseñó la forma de mear en el suelo sin salpicar en El Hormiguero.

 

 

1 comentario
  • Lola
    febrero 22, 2019

    Es una pareja apestosa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *