A Manuela Vellés le ha mordido un perro…¿Se quedó sin dentadura?

Lunes, noviembre 13, 2017 0 0

Gracias por una noche terrorífica y maravillosa @pedrocedeno1 @andreadefty @filmaxpresenta @aleighthouse #musepelicula

Una publicación compartida de Manuela Vellés (@manuelavelles) el


Perdonad el retraso desde el último post. Hoy vamos con algo amable y divertido. La película “Musa” de Jaume Balagueró tuvo su premiere la semana pasada en el cine Callao, pero aún no he tenido tiempo de contaros lo que le ha ocurrido recientemente a una de sus protagonistas: la guapísima Manuela Vellés, ex de Miguel Ángel Múñoz. Llevaba Manuela un vestido imposible: con ballenas, transparencias, bandas, gomas…Una prenda complicadísima de llevar si no se tiene el cuerpazo de esta mujer.

La película es de terror y misterio, y en ella Manuela interpeta el personaje de una alumna del protagonista masculino, Elliot Cowan. Para la actriz fue un placer poder viajar a Dublín, donde se rodó gran parte la película: “Era la primera vez que rodaba en Inglés, y aunque es un idioma que domino para mí ha sido un reto. El ambiente de rodaje ha sido fantástico”. Era la típica pregunta tonta que se hace en los estrenos, donde se dispone de poco tiempo antes de que los actores entren en el cine: ¿Qué le da miedo a Manuela Vellés? Ella, que ha llegado a confesar que podría dormir en un cementerio, según ha publicado La Vanguardia,  me contestó esto: “Últimamente me provocan terror los perros. Y tardaré en perder el miedo. Hace algo más de un mes me mordió uno muy grande en una pierna mientras estaba paseando. No pasó nada, el perro estaba vacunado y yo tenía la vacuna del tétanos, pero fue un buen mordisco”. Cuenta que no le han quedado marcas. Normal. Con semejantes pantorrillas de acero,,,,En todo caso el perro se habrá quedado con la dentadura mellada, y si no fuera porque andaba suelto, sería el dueño del perrro sería el que le tendría que exigir el pago del odontólogo canino a Vellés.

Manuela no tiene las piernas aseguradas a lo Marlene Dietrich, pero les da un buen tute para mantenerlas en forma. Recuerdo que una tarde, cuando la actriz salía con Miguel Ángel Múñoz, muy poco antes de que pusieran fin a su relación la pude ver corriendo por la calle Fuencarral de Madrid, en el barrio de Chamberí… Las zancadas que daba eran amplísimas, parecía una gacela. Y brincaba como si llevara muelles en los pies. ¡Qué buena pareja hacían! Miguel Ángel tardará en encontrar otra igual. Aunque parece ser que hay alguien en su vida. Manuela, por su parte, procura seguir  su política de no decir ni pío ni guau sobre su vida privada.

Todavía no hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *